Desde el año 1963 opera en nuestro país una empresa líder en la producción de harinas y sus derivados; de ella surgen las marcas de galletas más populares de nuestro país; una de ellas introduce en su portafolio las famosas galletas de leche y, aunque no sabemos con exactitud cuándo salieron al mercado, estas galletas llevan una cruz muy representativa del cristianismo en el centro. Son redonditas, pequeñas, algo crujientes pero suaves y son las que le dan el toque final a nuestro postre nacional: las habichuelas con dulce.

Creemos que desde esa década estas galletitas comenzaron a ser una parte importante de la gastronomía popular dominicana…¡Solo en RD!, sí, solamente en nuestro país se come habichuelas con dulce durante la Cuaresma y la Semana Santa aunque actualmente este delicioso postre de disfruta en muchas partes del mundo, o sea, dondequiera que haya un dominicano de pura cepa, ahí se come habichuelas con dulce con el toque casi imprescindible de las “galletitas crucificadas”.