Diablos Cojuelos:

Representan un demonio travieso y juguetón, quien golpea y asusta a las personas con vejigas (bimbas). Son los personajes centrales del Carnaval Dominicano y por ende los más famosos. Podemos ver este personaje en la mayoría de los carnavales que se celebran en las diferentes provincias. Sus disfraces ridiculizan a los caballeros medievales con capa y brillantes pantalones anchos. Adornan sus trajes con espejitos, cascabeles y cintas.

Sus máscaras representan un animal o una horrible y aterradora cara. Dependiendo de la provincia estos personajes pueden variar en nombres y en características. Las mascaras, disfraces y el nombre de “Diablo Cojuelo” puede variar dependiendo de la ciudad del carnaval – a excepción de La Vega (al norte del país), Santo Domingo y San Cristobal ( al sur del país), donde el nombre Diablo Cojuelo sigue siendo el mismo. Estos tradicionales Diablos Cojuelos siempre tienen una máscara aterradora con largos dientes y disfraces muy bien elaborados, que usualmente llevan plumas.

Los Diablos Cojuelos de Santiago son conocidos como “Los Lechones”. Llevan puesta una máscara que aparenta ser un cerdo, con grandes cachos y un pico de pato. Usualmente ellos llevan un látigo en la mano en vez de las tradicionales vejigas (bimbas). Estos disfraces son siempre muy brillantes y coloridos.

Texto extraído de revista digital Casa de Campo Living