Los personajes que tradicionalmente han aparecido en nuestro carnaval son muchos y variados; cada uno tiene su historia, aunque cargados de humor, llevan detrás en algunos casos una triste anécdota o situación de crítica social. Los más populares entre el pueblo dominicano son:

Roba la Gallina: Hombre vestido de mujer con prominente busto y nalgas, lleva sombrilla y vestuario muy colorido.

Los Diablos Cojuelos: Los Diablos Cojuelos son los principales personajes del carnaval dominicano. Andan atemorizando a la población y azotando las personas con sus vejigas y fuetes o látigos. Dependiendo de la Región, varían en máscaras y colores.

Se Me Muere Rebeca: Representa a una madre desesperada que quiere llevar a su hija que se encuentra gravemente enferma. Va gritando todo el camino, de pronto se para, enseña a la hija (en representación una muñeca), mientras un coro le va respondiendo. Se para en los colmados pide golosinas para la hija enferma, pero realmente las reparte entre los niños, que la siguen con insistencia.

Califé: Personaje que va pintado de negro con ojos, manos y boca blancos. Lleva frac negro, camisa blanca y un gran sombrero negro.

Los Africanos: Personajes pintados de negro, con carbón y aceite quemado de carro, van grupos de hombres y mujeres, imitando a negros esclavos, bailando por las calles como parte del carnaval.

Los Indios: También salen comparsas de niños y niñas, así como de personas adultas, imitando a los antiguos habitantes de la isla, los Taínos.

La Muerte en Yipe: Es la representación de una calavera, con todo y mascara.

Los Pirulíes: Son niños disfrazados de indios.

Los Platanuses: Son unos personajes de carnaval de Cotuí que se cubren el cuerpo con hojas secas de plátano y se cubren la cara con una máscara de Higüero. pintado en diferentes colores.

Los Lechones: Típicos del carnaval de Santiago, su traje se caracteriza por su colorido, así como la cantidad de cascabeles y mostacillos con la que se crea, acompañado con una careta de los Pepines o de La Joya.